VERGONZOSO. ¿Crees que existe monopolio de los combustibles en la provincia de Palena?

El alto precios de los combustibles parecen estar en la punta de la ola, luego de que a 4 semanas consecutivas con estas alzas el precio de las bencinas en las comunas de Palena, Futaleufú, Chaitén, no bajan de los mil pesos el valor por litro.

Si bien es cierto, el mecanismo que regula estos precios en Chile lo tiene ENAP, eso no concuerda con el alto costo que tiene este recurso fósil en la provincia de Palena, zona de castigo al parecer para la clase política imperante, y que al momento todo parece ser normal. Siguiendo ésta línea de la ausencia de una voz regional que explique lo que está pasando en desmedro de la comunidades de la zona, solo queda la duda y la molestia en redes sociales del por qué, acá el combustible es el mas caro, en contraste con otras partes de las comunas ciudades de Puerto Montt al norte. A eso se suma que en la localidad de La Junta Aysén, el valor de la bencina de 97 está a $ 1031 y 1071 pesos.

Por otro lado, siempre fue bien visto la llegada de COPEC  a las comunas de la cordillera, donde Futaleufú, fue la última en contar con un servicentro establecido, pero eso también dio paso a otra situación, al control mayoritario de los precios y puntos de venta autorizados y seguros. Sin desmedro de eso, hoy esta situación está cambiando y no es buena seña que el combustible esté por el cielo, y cueste cada vez más llenar o mantener el estanque el coche funcionando, sobre todo que un vehículo en estos lugares se transformó de pronto en una necesidad, dada la extrema condición geográfica de nuestro territorio patagonia verde.

Solo hoy jueves 4 de octubre, las bencinas se agacharon un poco en sus valores para volver a dar un brinco y quedarse en la rama más alta, mostrando en sus tótem el precio vergonzoso de $ 1083 peso el litro en Chaitén, mientras que en Futaleufú cuesta $ 1.023 pesos el litro, y en Palena a $ 1038, valores que francamente dan miedo y no permitan un desarrollo sostenible del comercio en la zona.

Finalmente nuevas alzas afectarán a los combustibles, lo que dará paso nuevamente a la satisfacción por parte de los proveedores y por otro lado, a la pena por parte de los usuarios, quienes se ven obligados a acudir a los únicos centro de venta instalados en las comunas de la provincia de Palena, quedando la duda si hay o no un monopolio que marca el precio marketeado en los combustibles. En pocas palabras, no se salva nadie de desembolsar hasta 40 mil pesos para llenar un estanque mediano de un vehículo liviano de la clase trabajadora, y mientras no exista un tratamiento especial por parte del Estado de Chile a estos lugares, seguiremos a la deriva y pagando hasta 2 veces el valor de un litro de combustible, respecto a otras zonas donde hay un sin fin de alternativas donde comprar combustible.

Compartir en Redes