Diputado Espinoza rechaza futuras desvinculaciones de trabajadoras de empresa Eulen S.A.

POLÍTICA-. El diputado PS por el Distrito 25, Fidel Espinoza Sandoval, rechazó futuras desvinculaciones de trabajadoras de la empresa Eulen S.A., producto de que ésta finalizará su contrato con la concesionaria Los Lagos el próximo 30 de junio.

Espinoza explicó que Eulen S.A. presta servicios como peajistas con una fuerza laboral compuesta casi en un 100% por mujeres, quienes acudieron a su oficina parlamentaria en Puerto Varas. “Hoy ellas están sufriendo apremios ilegítimos por parte de la empresa, ya que se les propone firmar finiquitos con tan sólo el 60% del pago por sus años de servicio”, afirmó. 

El parlamentario hizo un llamado a todas las trabajadoras a que se organicen a través de su sindicato u otro mecanismo que ellas determinen, para que defiendan sus derechos laborales como corresponde.  “No es posible que una empresa que ha abusado de ellas durante largos años, denuncias que hemos recibido así lo indican, pretenda seguir abusando al  término de  su relación contractual con la concesionaria Los Lagos. Algunas son madres y con enorme sacrificio cumplen una labor delicada y peligrosa. Incluso algunas veces las han asaltado en sus lugares de trabajo”, indicó. 

En ese sentido, Espinoza dijo que “he tomado conocimiento de otros casos de trabajadoras que fueron desvinculadas por supuestos incumplimientos graves de obligaciones, como pérdidas de caja. Por ello, las asesoraré con el propósito de salvaguardar sus derechos laborales como corresponden”.

“No es posible que cuando un trabajador llega a la Inspección del Trabajo de Puerto Varas, sea atendido de manera absolutamente desinformada por parte de funcionarios, en particular por el señor Zapata, quien maltrata regularmente a los que llegan allí”, expresó.

Según el congresista, este funcionario desinformó a las trabajadoras para que vayan directamente a la Defensoría Laboral, sabiendo claramente que ésta exige un paso previo por la Inspección del Trabajo. “Esto desde mi punto de vista constituye una clara vulneración a los derechos de los trabajadores”, señaló.

y querer finiquitar a trabajadoras con el 60 % de sus años de servicio.

El parlamentario indicó que “decena de trabajadores de la empresa Eulen Chile S.A han llegado hasta su oficina distrital ubicada en Puerto Varas”.

Espinoza explicó que la empresa presta servicios a la concesionaria Los Lagos como peajistas, casi un 100% de sus trabajadores son mujeres.  “Hoy ellas están sufriendo apremios ilegítimos por parte de la empresa ya antes mencionada, pretendiendo terminar la relación contractual entre Eulen y la concesionaria Los Lagos firmando finiquitos con tan sólo el 60 % del pago de sus años de servicio”, afirmó. 

El congresista hizo un llamado a todas las trabajadoras a que se organicen a través de su sindicato u otro mecanismo que ellas determinen, para que defiendan sus derechos laborales como corresponde.

El ex presidente de la Cámara de Diputados dijo que “no es posible que una empresa que ha abusado de ellas durante largos años y hemos recibido múltiples denuncias, pretenda al  término de  su relación contractual con la concesionaria Los Lagos, seguir abusando de las trabajadoras. Algunas son madres y con enorme sacrificio cumplen una labor delicada y peligrosa incluso algunas veces las han asaltado en sus lugares de trabajo”.  

Además, agregó Espinoza que “ha tomado conocimiento de otros casos de trabajadoras que fueron desvinculadas por supuestos incumplimientos graves de obligaciones, que impone el contrato de trabajo por supuestas pérdidas de caja. El parlamentario comentó que “las asesorará con el propósito de salvaguardar sus derechos laborales como corresponden”.

“No es posible, que cuando un trabajador llega a la Inspección del Trabajo de Puerto Varas, sea atendido de manera absolutamente desinformada por parte de funcionarios, en particular por el sr. Zapata que maltrata regularmente a los trabajadores que llegan allí”, expresó. Según el congresista este funcionario desinformó a las trabajadoras para que vayan directamente a la Defensoría Laboral, sabiendo claramente que la Defensoría exige un paso previo por la Inspección del Trabajo. “Esto desde mi punto de vista constituye una clara vulneración a los derechos de los trabajadores”.